Dejémoslo por hoy

Descargar en pdf
Descargar en kindle
Descargar en ePub

PREFACIO

Esta nueva edición aparece ahora cuando ya han pasado treinta años de la primera. En esta oportunidad se trata de ofrecer a consideración de ustedes una forma de trabajar en psicoterapia. Está claro que es un testimonio, un recuento histórico, sin embargo debo decir que esta técnica tenía mucho sentido para mí en aquellos años. Como verán en este documento mi práctica de entonces ya tenía una sólida fundamentación psicoanalítica, pero con una técnica heterodoxa. Estaba entonces bajo los efectos de lo ocurrido con nuestra cultura durante esas dos décadas: eran los años sesenta y setenta. Recordemos que en esos años apareció el movimiento de la contracultura, que entre otras cosas nos llevó a la liberación de los estrictos tabúes sexuales de la época anterior. Esta liberación fue introducida, entre otras cosas, por la recién llegada píldora anticonceptiva y por los nuevos valores sexuales y culturales ofrecidos por el movimiento hippie y por el uso generalizado de las drogas psicodélicas, que para ese entonces no estaban penalizadas, ni se conocían con claridad sus peligros.

Todos estos cambios estaban íntimamente unidos a la aparición en el mundo de los famosos circuitos integrados. Esta invención del chip que aparece en 1958 fue la obra del ingeniero electrónico Jack Kilby. Esta novedad tecnológica fue lo que hizo posible la creación de los instrumentos musicales electrónicos, que a su vez dieron vida a la música Rock en la década de los años 60. Esta música con sus mensajes transformadores e incendiarios, propios de la contracultura, llegó a todas partes del mundo y produjo efectos enormes en la juventud de esa época. Estos múltiples fenómenos culturales iban a tener un impacto en la manera como se ponía en práctica la ayuda profesional psicoterapéutica a una población recién transformada por estos dramáticos cambios culturales. Recordemos que estamos hablando de la época de la anti-psiquiatría surgida inicialmente en Londres, del anti-Edipo surgido en Paris, del movimiento humanístico en psicología que apareció en los Estados Unidos. Fue la época de la aparición de los Nacional Training Laboratories (NTL) en New England [USA] y de la convulsión social que produjo la expresión directa de emociones. Emociones presentadas y expresadas en el Primal Scream o llamado grito primario introducido primero por Arthur Janov en los Ángeles y luego por Daniel Casriel en New York.

Era la época de la célebre comunidad del Instituto Esalem en el Big Sur de la costa californiana, allá a orillas del océano pacífico, con sus baños termales y sus terapias nudistas. Fue allí donde tuve el privilegio de conocer el sitio donde Fritz Perls introdujo sus novedosas ideas sobre lo que luego se llamaría la Terapia Gestalt. También fue la época de la aparición de las Comunidades Terapéuticas iniciadas en 1956 en Synanon, en la costa oeste de los Estados Unidos, seguida por la comunidad Daytop que apareció en la ciudad de New York y luego por la Comunidad del Kingsley Hall en Londres, iniciada por el controversial psicoanalista Ronald Laing. También fue la época cuando el norteamericano Kenneth Cooper en 1967 puso el mundo a trotar, con su pionero y famoso libro sobre Aerobics. Fue la época del redescubrimiento de las propuestas, hasta entonces prohibidas del genial psicoanalista vienés Whilhem Reich, quien falleciera durante un encarcelamiento injusto en una prisión norteamericana. Sus propuestas fueron afortunadamente rescatadas y reintroducidas por su destacado discípulo Alexander Lowen en su recién fundado Instituto Bioenergético ubicado en Park Avenue de la ciudad de Nueva York. Siguiendo las ideas de Whilhem Reich, Alexander Lowen replanteó la teoría y la técnica del diagnóstico de los biotipos corporales y del trabajo sobre los bloqueos musculares crónicos. Él la llamó: Terapia Bioenergética. Estas novedades y cambios van a permitir la introducción, junto con los trabajos de Moshe Feldenkrais e Ida Rolf de las nuevas terapias de acción directa sobre el cuerpo y sobre el aparato muscular, tales como el Rolfing y la Integración Postural. Es la época en que las Terapias de Grupo se convirtieron en una forma efectiva, rápida y dramática de ayudar al otro a tomar consciencia de sí mismo. Era la época en que la cocaína era una droga casi desconocida, al igual que era desconocido para las masas: el budismo y las artes marciales. Fue la época en que se comenzó a popularizar el uso de la marihuana y de los alucinógenos de libre distribución. Esa es la época en que este libro fue escrito.

En ese mismo año corregí y amplié un largo manuscrito que ya había previamente escrito durante mi época como candidato al Instituto de Psicoanálisis. Había escrito sobre la vida y la obra de Melanie Klein. Persona a quién admiraba profundamente. En esa época no se había escrito nada sobre la vida de ella. Me dio gusto recoger información biográfica y escribir, aunque fuera solo para mí, esas anotaciones que aparentemente no tenían un mayor valor. El azar de la vida hizo que este libro de Melanie Klein se publicara primero que este importante testimonial sobre la psicoterapia de expresión emocional. En las décadas de los ochenta y noventa nuestro mundo cultural cambiaría de nuevo en forma dramática. Mi vida también tomaría otro rumbo. En esa época apareció en el mundo la computadora, aquella computadora pionera: la Apple II. El Nintendo y sus video-juegos también hicieron un efecto tremendo en el desarrollo de los jóvenes de entonces. Luego aparece internet, la red de redes: la hasta hoy día importante Web, la TV por satélite y la globalización. De allí en adelante, el mundo y sus costumbres globalizadas van cambiando aceleradamente día a día, delante de nuestros propios ojos.

Rómulo Lander

Caracas: Junio del 2008

Prólogo a la primera edición (1979):

Deseo expresar mi gratitud a algunas de las personas que me han ayudado a construir mucho de lo que soy hoy en día y con quienes he compartido lo aprendido en todos estos años. Primero a los miembros –ya dispersos— del equipo original de Centegrupo que me acompañó en esa década de los años setenta, con todos ellos compartí una experiencia pionera muy intensa, fraterna, fructífera y además formadora para todos nosotros: Nick Bauman, Roberta Fleishman Julieta Ravard, Alicia Arenas, Gastón Ortol, Noemí Angulo, Gerardo Réquiz, Humberto Castillo, Maria Enma Scull, Luis Sanz, Gonzalo Himiob, Pedro Delgado, Atzeguiñe Zuloaga, Delia Herrero y Dalila Irizarri. Luego a las siguientes personas con las cuales tengo una profunda y permanente gratitud que durará para toda la vida: Sol Fonseca, Lisandro López Herrera, Gloria Paniagua, Jonathan Gill, Guillermo Teruel, Fernando Rísquez, Rafael Ernesto López y Manuel Kizer. A todos ellos expreso mi gratitud por el valiosísimo apoyo, comprensión y toda la ayuda que me dieron en aquellos momentos tan difíciles de mi vida.

La actividad psicoanalítica tiene que doler. Debe realizarse con tanto esfuerzo como lo permita la fortaleza del analista.

Donald Meltzer (1967)

Proceso Psicoanalítico

Es indispensable que el futuro terapeuta conozca tanto como sea posible los aspectos inconscientes de su propia vida mental. Esto lo logra a través de su propio tratamiento. Así en su trabajo futuro el terapeuta estará, dentro de lo posible, libre de prejuicios, áreas ciegas y necesidades neuróticas inconscientes. Podrá tener mayor claridad y capacidad de discriminación en sus propios momentos regresivos.

De los requerimientos usuales

en el entrenamiento de terapeutas,

Centegrupo (1972).

INDICE DE CONTENIDO

Capítulo 1

LOS ORIGENES

El origen de este libro—Entrenamiento con niños y con grupos–Interés en el psicoanálisis—Las tres experiencias fundamentales: Psicoterapia con psicóticos, con niños y con grupos—La palabra: sus límites y sus efectos–Elementos no-verbales de la comunicación—Importancia de comprender el significado de las actuaciones— Experiencia con un grupo de expresión emocional—El grito primario: sus beneficios y limitaciones—El grito no es para descargar, sino para hacerse cargo—Necesidad del conocimiento de la teoría psicoanalítica—Importancia de los dos procesos: cognitivo y emocional —Limitaciones del psicoanálisis— Resistencias al proceso—El grito y la expresión emocional directa—Sigmund Freud y el Congreso de Budapest de 1918—Sandor Ferenczi y su terapia activa de 1923—Michael Balint y sus estudios sobre la regresión de 1932—Franz Alexander y sus ideas sobre la experiencia emocional correctiva de 1950—El problema de la efectividad del proceso curativo. Página 13

Capítulo 2

EL PROCESO

Sigmund Freud y su interés en los fenómenos histéricos—Su contacto personal con Jean Martín Charcot, Joseph Babinski y Pierre Marie—Sus ideas sobre la histeria—Josef Breuer y el caso de Anna O.—Las vivencias reprimidas y la fuerza de la represión —Resistencias— Descubrimiento de la transferencia—Transferencia como resistencia—transferencia como repetición—Importancia de revivir el conflicto infantil reprimido—Recurso de la expresión emocional directa—Peligro de que el recordar encubra el revivir —El terapeuta y su propia vida mental— Necesidades neuróticas inconscientes del terapeuta—Captación del inconsciente—Atención flotante de Freud—Punto-cero de Bion—El no-deseo de Fritz Perls—Descubrimiento de la contratransferencia—La contratransferencia como una interferencia o como una ayuda—Complejo de Edipo en la transferencia—Situación edípica del terapeuta y la prohibición del incesto—ejemplos de diversas dificultades con pacientes femeninas que surgen ante el conflicto edípico no-resuelto del terapeuta—Situación contratransferencial con el paciente varón—Actitud básica del terapeuta y su compromiso—Ética médica y el límite de las capacidades. Página 25

Capítulo 3

LAS EMOCIONES

Concepto—Emociones y comunicación pre-verbal— Reconocimiento de las emociones en nuestro cuerpo—Consecuencias de suprimir la expresión de emociones en el niño—El falso/Yo—Represión de emociones y permitir solo una u otra—Freud y el bloqueo del afecto—Aparato mental: topográfico y estructural—De nuevo: importancia de las actuaciones—30º Congreso de la IPA de 1977—Ponencia de Adam Limentani—Contribuciones de Maxwell Gitelson, Paula Heimann y Phillis Greenacre—Importancia de la experiencia emocional—Tres tipos de respuesta del Yo ante el peligro—Incapacidad para sentir—Capacidad del Yo para tolerar las emociones—Las cuatro respuestas emocionales básicas del Yo. Página 45

Capítulo 4

DOLOR

Dolor psíquico y la situación del recién nacido—La barrera a los estímulos—Leboyer y el nacimiento sin violencia—Importancia del dolor psíquico en la vida mental—Wilhelm Reich y su descubrimientos sobre la formación del carácter y su relación con la coraza muscular—Posibilidad de rescatar el dolor reprimido—Dos casos clínicos—Dolor y las primeras relaciones objetales—Presencia del dolor en el proceso de la terapia—El terapeuta como continente confiable. Página 55

Capítulo 5

RABIA (IRA)

Rabia, agresividad y destructividad—Sus diferencias—Rabia y su relación con la frustración—Evolución filogenética de la agresividad—Cambio de función de la agresividad—Cinismo y hostilidad—Consecuencias de la represión de la rabia (ira)—Un ejemplo clínico—Tres niveles de rabia (ira:)—Rabia intelectual (cinismo)—Rabia afirmativa o de indignación—Rabia profunda o asesina—Aspectos constructivos y destructivos de la rabia—Rabia y su relación con la envidia—Obstáculos a la expresión de la rabia—Obstáculos para la recepción de la rabia del otro—Los esquizoides y su dificultad en hacerse cargo de su rabia—La confrontación directa en psicoterapia–¿Qué es una confrontación?—Confrontación y negación—Tres aspectos de una confrontación. Página 63

Capítulo 6

MIEDO (TEMOR)

Miedo, ansiedad y angustia—Freud y su tercera teoría sobre la angustia—Ansiedad de nacimiento—amenaza de la pérdida de objeto—Pérdida del amor—Tres niveles de angustia:—Angustia de aniquilación—Angustia de separación—Angustia de castración—Miedo, pánico y terror—El miedo y la dificultad de identificarlo en uno mismo—Miedo y fobias—Fobias y el sometimiento a un objeto interno perseguidor—Fobias, sometimiento y dificultad en expresar la agresión—El miedo como una emoción sana—Culpa, remordimiento y vergüenza. Página 73

Capítulo 7

AMOR

Amor, alegría y placer—Sentimiento de bienestar—La sonrisa— Sentimiento de ser querible y de poder querer—Alegría, vigor y éxtasis—Capacidad para la alegría y su relación con la experiencia del amamantamiento—Importancia de introyectar un objeto interno bueno—El amor—Capacidad para enamorarse y amar—Importancia de integrar la sensualidad de la piel y boca con una relación de objeto total—Genitalización de los impulsos libidinales—Identidad-persona e identidad-sexual—Amor a nivel adulto—Complejo de Edipo y las inhibiciones sexuales—La ternura—La capacidad para el coito y el orgasmo no significan la madurez—El amor no implica la capacidad para el coito y el orgasmo—Amor y necesidades masoquistas—Sentimiento de vacío interior e imposibilidad para el amor—Defensas psíquicas ante el vacío y la nada. Página 81

Capítulo 8

TRABAJO CON LOS SUEÑOS

Freud y su descubrimiento del sentido de los sueños—Sueños y los contenidos inconscientes—Sueños y transferencia—Los sueños y su contenido emocional—Trabajo con el sueño y la regresión intra-sesión—Elementos del sueño y estructura mental del soñante—Freud y el sueño de Irma—El primer sueño de Dora—Sueños y transferencia en un caso de Donald Meltzer—Los sueños como guardianes del reposo onírico—Necesidad de soñar y los efectos negativos de los psicofármacos—Razones del insomnio—Pesadillas— Trabajo de las emociones presentes en los sueños—Sueños y regresión—Dos ejemplos clínicos—Caso de León. Página 91

Capítulo 9

REGRESIÓN

Regresión como mecanismo mental—Cuatro formas de enfocar la regresión—Regresión como un mecanismo de defensa—Regresión como un mecanismo creador del síntoma—Regresión como resistencia—Regresión como ayuda en el proceso—La regresión profunda intrasesión—Aspectos técnicos que facilitan el movimiento regresivo—Otros aspectos del encuadre—La interpretación como un factor que favorece la regresión—Temores y resistencia a la regresión: miedo a la locura y temor a la muerte—Pérdida de control—Los vómitos—Contribución de Donald Winnicott y Michel Balint sobre la regresión—Yo/Falso y Yo/real—Regresión y el modelo continente-contenido de Wilfred Bion—Función Reverie—Técnicas de maternaje—Un ejemplo clínico—Otros aspectos del fenómeno regresivo—Contribución de Melanie Klein con su estudio sobre el desarrollo emocional del bebé—Regresión a nivel oral incorporativo—Pecho bueno y pecho malo—Situaciones de rechazo al amamantamiento y al tetero—Ilustración con un caso clínico. Página 109

Capítulo 10

INICIO EN LA EXPRESIÓN DE EMOCIONES

Jacob Levy Moreno y su uso de la expresión de emociones—Charles Dederich y su descubrimiento con drogadictos—Diez fundamentos básicos de la Comunidad Synanon—Grupos emocionales y el uso del Grito—Daniel Casriel y su terapia de Grupos—Casriel y su libro: A un grito de la felicidad—Arthur Janov y su libro: Primal Scream—Mí opinión sobre el origen de los trabajos de Janov—Un caso de Janov (no publicado en español) —Mis observaciones y discrepancias con Janov. Página 125

Capítulo 11

EXISTENCIARIO

Una muestra en fragmentos de sesiones—Me acabo de contemplar largamente, desnudo frente al espejo—Sentarme a escribirte sobre lo que me esta pasando es ser deshonesta conmigo y con ella—Voy a escribir esta porquería, toda esta basura, para que la lea el coño de su madre de Lander—No sé que va a ser de mí, yo quise mucho a Marta y aún la quiero—Ahora estoy en mi apartamento pensando en la sesión de esta tarde—Estoy de acuerdo contigo en que la sesión a sido muy importante. Página 141

Capítulo 12

MECANISMOS DE LA CURACIÓN

La curación no es el objetivo—Bion y la búsqueda de la verdad—La paradoja del terapeuta—La posición básica de no-deseo—Crecimiento mental y concepto de curación—Freud y su posición frente a la idea de curar—Cinco mecanismos básicos que operan para lograr el progresivo crecimiento mental: (a) El darse cuenta [insight] (b) El hacerse-cargo [revivencia] (c) Rescate de lo reprimido [reconstrucción] (d) La regresión (e) Nuevos introyectos.

Página 169

Capítulo 13

RESULTADOS DE LA TERAPIA

Harry Guntrip y su análisis con Ronald Fairbairn y Donald Winnicott—Límites del análisis—Magnitud de los beneficios—Importancia del análisis personal del terapeuta—Beneficios post-analíticos—Guntrip y su primer análisis con Fairbairn: análisis de su situación edípica—Su análisis con Winnicott: análisis de su relación temprana con su madre—La grave enfermedad de Fairbairn—Intuición de Winnicott y precisión de Fairbairn—Beneficios de su primer análisis—La necesidad de terminarlo—La personalidad de Winnicott—Importancia de su segundo análisis—La muerte de Winnicott y su efecto en Guntrip. Página 181

Capítulo 14

INDICE DE PALABRAS

Corresponde a palabras y conceptos presentados en el Texto con su correspondiente número de página.

Página 207

Capítulo 15

BIBILIOGRAFÍA

Bibliografía consultada y citada en el texto. Página 217

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *