NOTICIA/TERTULIA PSICOANALITICA 1/UN CAFE CON…BITACORA LACANIANA (NEL CARACAS)

NOTICIA/TERTULIA PSICOANALITICA 1/UN CAFE CON…BITACORA LACANIANA (NEL CARACAS)

Con motivo del inicio del Ciclo de Tertulias Psicoanalíticas “Un Café Con…”, la Sociedad psicoanalítica de Caracas, tuvo el placer de recibir este sábado 28 de octubre, a los Psicoanalistas Cristina González de Garroni, Directora de la Sede de Caracas y Secretaria de la Federación Americana de Psicoanálisis de Orientación Lacaniana;  y Gustavo Zapata, Secretario del Consejo Asociativo de la Sede de Caracas de la Nueva Escuela Lacaniana (NEL) Caracas, miembros de la Asociación Mundial de Psicoanálisis.   Generando un interesante coloquio con Psicoanalistas, Candidatos y asistentes interesados en la Presentación sobre Bitácora Lacaniana, Revista de Psicoanálisis que, a partir de este año, edita NEL Caracas.

La apertura del encuentro estuvo a cargo de nuestra Presidente Luisa Elena Álvarez, quien celebró la importancia del registro de la alteridad en la constitución de la psique y la trama social, “Alteridad que permite hoy que podamos hablar Lacanés”.

Cristina González de Garroni expresó sus observaciones sobre la Grave situación Nacional, en la que “Lo Real puro, colide con la simbolización”.   Refiriéndose a las diversas expresiones de totalitarismo que se ciernen sobre Venezuela.  Es necesario lo que denomina la presencia del Psicoanalista-ciudadano.     En ese sentido, se han emitido comunicados (que fijan posición frente a la amenaza totalitaria), encontrando manifestaciones de resistencia en algunos psicoanalistas, y, sin embargo, han contado con la anuencia de miembros de proyección Internacional, como Jacques Allain Miller, quien apoyó la aprobación de un Comunicado Internacional de la AMP sobre Venezuela, indicando además “que no se permite un psicoanalista abyecto, plegado o cómplice de lo totalitario”.

Ese comunicado tuvo como consecuencias:

1) rueda de prensa en la Asamblea Nacional.

2) la venida de Guy Briol (secretario mundial de la AMP), apostado por el propio Miller para “encargarse del caso Venezuela”; y

3) La AMP financió la revista Bitácora Lacaniana que recogió lo expuesto en las jornadas lacanianas de junio.

Por su parte Gustavo Zapata, abre su disertación mencionando que “Psicólogos por el Socialismo es un sintagma”.  El psicoanálisis “debe restarle consistencia a la ideología, que finalmente también es un fantasma”. Recuerda la historia de “brain-washing” auspiciado por los soviéticos y luego por los nazis al crear “una psicología aria” a contracorriente del ‘psicoanálisis judío”.

Refiriéndose a las discusiones sobre la situación del País en 2017, acota: “El debate Venezuela se abrió por la AMP en la revista Lacan quotidien durante el zenit de nuestras protestas”

El 13 de mayo en Madrid Jacques Allain Miller habló del caso venezolano (accesible en internet en español).    Recordando como precedente que la escuela lacaniana de Paris opuso públicamente en su momento su posición ante la extrema derecha francesa, a raíz de ello se tomó la decisión de llevar el psicoanálisis a la política. En consideración de Zapata “para llegar a política se deben disminuir las identificaciones y excluir al fantasma”.

En contra del Totalitarismo, Miller crea el acrónimo ZADIG (Zero Abyection Democratic International Group).   En el marco de este movimiento, se desarrollaron las Jornadas de la NEL Caracas en junio y la creación de la Revista Bitácora Lacaniana.

Se abrió una nutrida discusión sobre las dificultades que aporta la presencia de la ideología en los procesos psicoanalíticos.    Con diversas propuestas, desde el desprendimiento de la ideología para evitar interferencias en la escucha analítica (propuesto por Zapata), hasta la aceptación y el reconocimiento ineludible de la misma y sus efectos inconscientes como parte de un trabajo necesario por la mente del analista (surgida en la participación de analistas de SPC).

Gustavo Zapata comentó que Miller en la reunión de Madrid, se confesó ex-Maoista, e indicó que el Capitalismo es el único sistema político que “permite cierta libertad individual de pensamiento”.    Recordando a Lacan – en torno AL PASE- refiere que el “dejar de estar sujetado” es en sí mismo ANTITOTALITARIO.  Reconoció que “el inconsciente siempre se opone al vacío y que esa oposición nos lleva siempre a buscar identificaciones y por lo tanto difícil de librarse de los Amos y de lo totalitario”.   En este sentido, consideró que la función de las ideologías es OBTURAR el pensamiento. Mientras que la propuesta psicoanalítica es dejar “abierto el vacío”.

En palabras de Cristina de Garroni, sostener el acto analítico desde la neutralidad política en nuestros tiempos de polarización política es difícil.   Luisa Elena Álvarez, mencionó que la “certeza teórica de los autores también es una forma de totalitarismo” …”no es fácil estar des identificado y que el trauma de nuestro real político no facilita nuestra tarea del libre pensar”.

Rómulo Lander formuló la pregunta de si es lo mismo la institución del psicoanálisis que el psicoanalista?  Para responder, que no.   “Lo que está en peligro es ejercer el pensamiento psicoanalítico”.   Y formular una nueva pregunta:  Cómo poder mejorar el pensamiento psicoanalítico? respondiendo “que eso se resuelve agrupándonos para pensar psicoanalíticamente en discusiones clínicas, para pensar hay que estudiar”.

Señaló Zapata, que para pensar en política como psicoanalista se debe reducir el nivel de las identificaciones “(parafraseando a Miller) Que al final de la cura” se iluminan los lados oscuros de lo abyecto humano”(final de análisis).

Finalmente se abrió el cuestionamiento de si el ataque del totalitarismo es ¿al analista, a las instituciones o al pensamiento?

Respondieron los expositores y analistas en el público.   Cristina González de Garroni: “El ir en contra del goce, de la solución de compromiso sintomático del paciente (que no le gusta) es igual que cuando se toma postura política del analista en su entorno (siempre tiene consecuencias)”.

Rómulo Lander comentó que en tiempos difíciles se debe proteger la Institución y por ello Freud nombró a Jung (no judío) como 1er Presidente de la IPA en el período antisemita del nacional socialismo.  Agregando que la acción política del psicoanalista como sujeto de la polis es distinto de la intervención en la política de las Instituciones Psicoanalíticas (nuestros comunicados societarios).

Zapata afirmó que la lógica de la segregación (lógica del Totalitarismo) es contrarrestada por el psicoanálisis y por ello es subversivo.   Convalidado por la mayoría del público presente.

El encuentro finalizó con el agradecimiento y recepción de la Revista Bitácora Lacaniana, por parte de la Presidente Luisa Elena Álvarez, quien entregó varios ejemplares de nuestra Revista TROPICOS.

Relatoría: Sabas Castillo.   Nota de redacción: Gerardo Márquez.   Psicoanalistas SPC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *