BLOCK DEL ANALISTA/ Comentarios sobre el film “Parásitos” por Gerardo Márquez

BLOCK DEL ANALISTA/ Comentarios sobre el film “Parásitos” por Gerardo Márquez

PARÁSITOS O LA TOMA DE CONTROL DEL PODER (TAKE OVER) COMO MODELO RELACIONAL.*

Sobre Parásitos film de 2019 Corea del Sur director Bong Joon Ho.

Quiero iniciar saludando y felicitando la concurrencia del público a este Cinepsicoanálisis muy especial, que hoy abre discusión sobre la obra ganadora del Premio Oscar en el año 2020 (hace escasos 20 días), como mejor película, mejor dirección, guión original y película extranjera.

Rompiendo así una clásica costumbre de no premiar como mejor Film a una película de habla no
inglesa, un hecho que tal vez propone diluir las barreras que aún distancian al Premio de la Academia
de Cineastas de Hollywood, del Ámbito Global. Antes de esto, Parásitos es Ganadora de la Palma
de Oro en Cannes, ganadora como mejor película de lengua extranjera de los Globos de Oro (Prensa
Extranjera de Hollywood) y BAFTA (la Academia Británica) le premió como mejor Película de habla
no inglesa y mejor Guión Original. Una película con gran recaudación de ingresos en todo el
mundo. Una película Premiada.

En esta oportunidad, además tengo el agrado de renovar la experiencia de traer mis comentarios
al Trasnocho Cultural, junto a Sergio Dahbar y Carlos Rasquin. A quien agradezco su invitación a
pensar sobre la Película desde el vértice Psicoanalítico.

Parásitos, propone desde su nombre la invocación de un modelo vincular, que implica el
aprovechamiento desigual. Parásitos son los sujetos que se aprovechan de un huésped.
Elementos vegetales o animales, que viven, se alimentan de otros (de diferente especie),
depauperándoles, sin llegar a causar su muerte. Es a este modelo parasitario al que nos introduce
el Director Bong Joon-Ho. En el que dos familias, los Ki y los Park, se encuentran hasta colisionar y
hacernos cavilar sobre la cualidad de su relación. ¿Quiénes son los parásitos?, ¿quiénes los
Huéspedes?, ¿quiénes parásitos infestando a otros parásitos? (en alusión a la otra familia del Ama
de Llaves y su marido en reclusión monstruosa).

Metáfora Propuesta de lo que significa el encuentro de diversidades sociales, clases sociales (me
pregunto por el Encuentro a secas). ¿Cuántas veces hemos escuchado el término para denostar de
la condición criticada en el “otro” socialmente inaceptable? La deshumanización del alter caído en
desgracia (por su diferencia). Para unos, parásitos serán aquellos que, como los Ki, representan a la
capa social desposeída de bienes materiales, que puede constituir una carga para el Estado, y los
poseedores de riqueza. Para otros, parásitos serán los dueños de la riqueza (el archiconocido 1%),
que, como los Park, disfrutan del servicio de quienes les sostienen en las necesidades cotidianas
para poder subsistir. En todo caso, conceptos sociales que se prestan para el abuso y la organización
del prejuicio que puede parasitar con diversa intensidad la psique del sujeto, hasta convertirlo en
instrumento de tal idea, ausentando la posibilidad de cuestionarse por otras vertientes y
posibilidades más allá de estas construcciones dilemáticas o binarias. Es decir, más allá del lugar
común, ¿que implica la diversidad social, cultural y económica y como se despliega tal diversidad
para sus protagonistas? Podemos agregar, como desde el Psicoanálisis se percibe esta particularidad
y se alienta en el proceso de subjetivación, que comienza con el propio extrañamiento ¿Quién soy
Yo? ¿En qué me parezco y en qué me diferencio de mis pares familiares, sociales, profesionales?
¿Por qué y más aún para qué hago lo que hago? ¿Qué hago con lo que deseo? ¿Qué sucede si no lo
consigo, como manejo mi frustración cuando no alcanzo mis ideales? Por allí inicia el cuestionamiento Analítico que abre proceso.

Bong Joon-ho trae éste guión que se desarrolla como una Comedia Negra, que destaca por los súbitos cambios de estado emocional y ritmo de acciones, jugando con la trama y el espectador,
que asiste inicialmente a los enredos de una Comedia Ligera, bufa, algo romántica, que de fondo va
desnudando la moral particular de los Ki, hasta la irrupción del enfrentamiento con los rivales que
ponen en peligro la operación de Toma de Control de la casa de los Park, que transforma la Comedia,
en pugna, luego pelea agitada y violenta que desciende a ambos bandos de la pobreza, a las
profundidades del odio, la envidia y el resentimiento. Hasta llevar al desenlace Trágico Brutal de
los asesinatos a empujones, puñaladas y apedreamiento, que propinan un duro golpe al indulgente
narcisismo del cinéfilo, pues de ese trance no hay vuelta sencilla. Haciendo mirar de nuevo, con
detenimiento la situación de los diversos personajes, y sus motivaciones para actuar, sentir o no
sentir (pretender que no sienten) en relación al otro. ¿Cómo se perciben entre sí, los Ki recién
llegados y el ama de llaves anterior (Mong-gwang) y su esposo Oh Geun-Sae? Que cercanos, nos
recordaría Freud, remueven el Narcisismo de las pequeñas diferencias, desatando la furia Narcisista
en su rivalidad, que no permite la Coexistencia, y más bien empuja a la eliminación del otro. Pero
también ¿cómo es la Mirada desde los Sres. Park a los Sirvientes? (Una vez que no impostan el
melifluo trato, distante y cordial) ¿A qué huele su desprecio? ¿Qué emociones les suscita (además
del miedo) la posibilidad de que no pueda sostenerse la barrera que les separa en sus roles? Y al
mismo tiempo, qué necesaria su presencia para afirmar la situación del propio ascenso social, y el
poder. Finalmente, ¿Cómo son Percibidos los Sres. Park por los sirvientes? ¿Por un lado cómo les
admiran, y simultáneamente les consideran ingenuos y susceptibles de engaño? ¿Cómo les
veneran, y de manera forzada atienden sus caprichos, aunque veladamente se sostengan disociados
frágilmente, el Odio y Resentimiento a la diferencia, que puede llegar a explotar violentamente?

Para continuar este Análisis, les diré que todo Analista es precisado a una revisión de su Propia
Moral en juego en la Relación Analítica. Es decir, renuncia a Intervenir tratando de imponer sus
propios preceptos morales al Analizante. Por el contrario, se propone a seguir las reglas de
Neutralidad y Abstinencia, precisamente no estableciendo juicios Morales de tipo Personal o
Sociales que validen o invaliden el proceder de quien entra en proceso Analítico. A fin de permitir
la expresión Asociativa, el discurso abre paso a la emergencia de lo Inconsciente, evitando que esto
sea bloqueado u obturado por la Censura o Aval de la Intervención Moralizante. El Psicoanalista no
basa su Intervención en decir lo que está bien o No (consideraciones morales), sino en poder
mostrar la relación que se suscita entre el analizante y sus acciones, así como sus evaluaciones
Morales y el origen de éstas. El análisis invita a cuestionarse por tales consideraciones y la
posibilidad de trabajar el conflicto entre los deseos inconscientes que organiza la pulsión, los ideales
morales y su posible aceptación por parte de la mente consciente y en relación con la satisfacción
relacional. De tal forma, que mediante la elaboración pueda el sujeto acceder con mayor conciencia
a la naturaleza de su deseo inconsciente, lo que no significa que todo pueda realizarse, sino por el
contrario organizar también otras modalidades de gratificación que le permitan aceptar que habrá
insatisfacción, frustración, diferencias, pérdidas y sus duelos, pues constituyen de por sí, los
precursores del acceso al logro, a la auto aceptación, y la aceptación del otro con sus diferencias.

Es sobre la Moral y sus conflictos (o ausencia de ellos) de los personajes del Film, que pretendo
detenerme. Si bien el Guión parece lucir moralizante, en el sentido de castigar a cada quien, según
lo que serían sus transgresiones, mi propuesta es abordarlos en su propia dimensión moral. Así los
Ki, primeros en aparecer en escena, conforman un grupo familiar pobre, que vive en lo que se conoce como un Banjiha ( Semisótanos SurCoreanos, una especie de Institución que surge como
medida obligatoria a construir en el período de PosGuerra (Milagro del Río Han), en el que los
habitantes de los edificios deberían ocultarse en caso de Ataque Aéreo de Corea del Norte,
incialmente deshabitados y que en la crisis financiera de finales de los 80, se convirtió en habitable
por las dificultades del acceso a vivienda, siendo hoy en día asiento de los ciudadanos con menos
recursos económicos), en lo que impresiona Ruina del Jefe de la Familia, quien de forma apacible
actúa y habla más desde un lugar que ha borrado (o no existió antes?) su Autoridad. Para Ki Taek,
no existe un Plan, celebra de forma infantil los pinitos de sus hijos en la Actividad Delictiva, como
ausente, anestesiado, desvitalizado y sin ejercer una función de límite. En buena parte de la
historia, no presenta conflictos con los hechos, la gravedad de los hechos. De manera significativa
en el diálogo con KiWoo (su hijo), que se desarrolla una vez que someten violentamente a la Antigua
Ama de llaves y su esposo, niega y desmiente de manera notable la realidad. Es decir, hace uso de
un Recurso Defensivo que es la Desmentida, en el que la Realidad existe y simultáneamente no lo
hace. Dice a su hijo, No pasó Nada, uds tienen que entender que allí no pasó nada, nadie lo sabe.
Realmente así lo percibe el propio Ki Taek, para poder subsistir al Dolor Mental que ocasionaría
aceptar que está cometiendo un Secuestro e Intento de Homicidio con el fin de sostener el acceso
a la Satisfacción de su deseo de sostener el Poder recién alcanzado. Defensas que desfallecen
cuando en medio de lo que podemos considerar el momento de mayor ritmo trágico, es apuñaleada
su hija y apedreado su hijo, advirtiendo atónito y en una suerte de indiscriminación intolerable, la
repulsión del Sr. Park, quien entonces se convierte en depositario de su furia. Acto que desnuda lo
que es temido en toda la tensión previa del Film, es decir el Colapso de las Defensas precarias y el
Brote de la Locura de Ki Taek, que en el asesinato actúa de forma proyectiva su autodesprecio. La
repulsión que le provoca su pobreza, que amenaza con emerger antes en la “Broma” con la esposa
que le humilla, y que en metáfora del Guión es colocado como la observación del Sr. Park, sobre la
posibilidad de que Ki Taek rebase el Límite. El drama de éste, será justamente que no desarrolla
conflicto hasta que desata su acto Psicótico, y se recluye en el Profundo Sótano accediendo al
reconocimiento de culpa e intentando comunicarse con el hijo empleando el código compartido
(¿tal vez con su propio infante psíquico escindido?).

Es evidente el contraste establecido con los personajes de los hijos, KiWoo y Ki-Jung, quienes
urden la trama inicialmente, como un arresto de transgresión adolescente, sin conciencia de los
riesgos y consecuencias de sus actos y luego al encontrarse con la gravedad de los hechos tienen
una reacción de horror y conflicto con éstos. Según el Guión, de mayor intensidad en KiWoo, quien
comienza por abordar al padre en busca de respuestas sobre las consecuencias de sus actos, y al
decepcionarse por la Negación y Desmentida del Padre, acepta asumir la Responsabilidad e intenta
desde su Ingenuidad, la Reparación. Es decir, sigue el camino de su Conflicto, concientizando su
dolor mental producto de la Sanción Moral que le generan sus ideales rotos. No se tolera asesino,
no siente que encaja, y se cuestiona por una solución que le conduzca a aliviar la tensión con sus
Ideales. En la Metáfora de la Roca, más allá de consideraciones esotéricas, parece que KiWoo
deposita su aferramiento a Valores Morales que se relacionan con el logro, el conocimiento (la Roca
Erudita) y la honestidad, que no lo sueltan. Es por ello que tal vez incursiona en su aparatoso
descenso a la profundidad de la Casa Park, que tal como el atormentado Raskolnikov de “Crimen y
Castigo” de Dostoievski, busca la expiación de la Culpa. En todo caso, KiWoo resucita, luego de lo
que podríamos considerar una muerte segura por la naturaleza de las heridas, y desarrolla un Plan,
que puede no salir como desea, pero apuesta por arriesgar su libido en ello. Decodifica de alguna manera, o rediseña un mensaje paterno, al que acepta atrapado y distante, proponiendo una alternativa a su discurso evasivo, delictivo o rebelde social. Sosteniendo en su apuesta el estímulo para tolerar las frustraciones de las que está pleno el desarrollo de la existencia.

Para el Psicoanálisis, la Construcción del Sistema de Ideales está íntimamente relacionado con la
Organización del Yo, es tal vez el aspecto que puede ser modificado en un Proceso Analítico
exitoso. Es decir, el advenimiento del Yo donde antes había Ello (Dirá Freud), implica saber de lo
inconsciente del Deseo, y su prohibición, así como de las modalidades para sortear el camino que
transcurre entre ellos y el acceso a la Gratificación. No se trata de que los Ki deseen acceder a la
gratificación, sino de qué manera se enfrentan con el desarrollo de esa ruta, que no tiene una sola
salida. Justamente de la incómoda aceptación de este hecho y la búsqueda de alternativas estará
constituida la Subjetividad.

Chung Sook, (La esposa de Ki Taek) es un personaje que tampoco muestra conflicto, no entra en
dilemas morales. En los momentos precisos pasa al acto y de forma contundente estimula y ensalza
las proezas delictivas, varias frases aluden a este hecho. Me pregunto el por qué. Mi respuesta
está vinculada a un Mecanismo Mental estudiado por Melanie Klein en los años cincuenta del siglo
pasado. La Envidia, mecanismo Primitivo, que implica la destrucción del atributo que no se posee.
Plantea una diferencia con el Deseo, puesto que no admite la identificación o Incorporación de lo
deseado. En vista de la carencia, y en la dificultad de aceptar la diferencia, destruye con el ataque
envidioso aquello que puede ser atributo valioso del otro. La complejidad del asunto es que el
Sujeto de la Envidia, a su vez destruye su propia atribución valiosa, siendo ésta, la ganancia final. La
destrucción de todo aquello que represente valor. No conocemos datos en el Guión del origen de
la Envidia de Chung Sook, y podemos de manera ilusoria pensar que es una reacción a la pobreza, a
la carencia, pero debo defraudar esta idea, pues la Envidia no surge de la Carencia Material al
entender del Psicoanálisis. La hipótesis de su puesta en marcha tiene mayor relación con fallas
importantes en el proceso de constitución del Narcisismo Yóico (cuando el individuo es enseñado
en la experiencia infantil a mirarse a sí mismo, basado en la mirada de sus cuidadores). Es decir, si
es producto de Carencia, pero no material, sino de carencia libidinal, narcisizante en etapas
tempranas y fundamentales del proceso de organización de la Mente.

Por contrario, y en afirmación de lo expuesto anteriormente, otros Personajes en Pobreza
Material, como el Ama de Llaves anterior Mong-Gwang y su esposo Oh Gun-Sae, no lucen tomados
por la Envidia. Por el contrario, ambos, en momentos de la cercanía con su muerte, se aproximan a
la realidad reconociendo aspectos bondadosos del otro y aproximando una suerte de reconciliación
amorosa, aun cuando pueden tener reacciones de Violencia y actos homicidas.

La Familia Park, muestra síntomas (pocos conflictos conscientes), que los colocan en función de
resolver como ellos pueden y acostumbran, es decir en buena medida sosteniendo la disociación y
el desplazamiento de la angustia con respuestas de carácter material, evasivo a ratos. En donde
vemos que se repite la disgregación del grupo familiar, el desencuentro y la superficialidad de la
relación. El problema acá está dado por la carencia que se recubre de abundancia material,
limitando la presencia real afectiva del Padre con la Hija, de la Madre con el Hijo y la propia pareja.
Situando en un rol de profunda desestimación la condición del Otro en tanto distinto, con sus
circunstancias, sus peculiaridades. Pareciera sostenerse por el contrario una fuga a un modelo Ideal
Clisé de lo que representa ser rico, a modo de respuesta automática a profundas preguntas por el Amor (que abre el Chofer), la Pareja, las necesidades de atención y afecto de los hijos y el registro
de la frustración. En la ingenuidad de la Sra. Park considero hay una clave, que nos deja el guionista
para señalar esa actitud infantil y carente de criterio que no se cuestiona, ni al otro, ni a sí mismo,
de predominio neurótico infantil, que abunda. En posición de sometimiento al poder patriarcal.
Mientras que el Sr. Park, quien detenta el rol de Patriarca, emplea a ratos el prejuicio y su
transformación en consignas paranoides su relación con los otros. Mientras tanto el Jefe de Patrulla
Scout es quien figura como modelo para el pequeño Da-Song, con su curiosa idolatría de la lógica
de indios rebeldes nativos americanos. Recuerdan estos elementos al curioso, aunque esperable
proceso Identificatorio de adolescentes de Clase Media, con sus guardaespaldas y choferes, en
quienes encuentran modelos de sostén Ideal, que prefigura siniestras monstruosidades que
amalgaman (como todo proceso de Identificación) aspectos de la Violencia Actuadora de Gatillo a
Sueldo, con los ideales de Poder de los Señores de nuevo cuño.

Da-Song calma su Déficit de Atención, cuando entra en escena Jessica con su impostura
Terapéutica. Aspecto que en parte se debe a la fuerza que otorga la mirada atenta de la Impostora,
aunque me quedan serias dudas por la coherencia del guión y los efectos de esta Millenial
trastocada en Terapeuta Artística, asunto que nos toca directamente al problema de lo fácil que es
mostrado en la Película la Impostación de estas tareas. Creo que es un aguijón provocador por parte
de la historia, Los Ki pueden asumir los roles (por complejos que sean) por su talento y
conocimientos; o, por el contrario, es producto de la ignorancia de los Park, que sus acciones pueden
llevarse a cabo. En todo caso, es un capítulo interesante, el de la Impostura y ejercicio fraudulento
de Terapias de distinto cuño que, sin embargo, tienen tanta aceptación.

Quiero plantear la presencia y posibilidad de desarrollo de temas como la CASA PARK, escenario
y protagonista de toda la historia, con sus niveles arriba/abajo y sus escaleras que ordinariamente
ascienden a los Park y descienden al resto en la mayor parte de sus imágenes. La LLUVIA, que
desencadena la crisis de la Inundación que mezcla las aguas y ahoga el hogar de los Ki, y por
contraste hace relucir la belleza y funcionalidad de la Casa Park. Así como el interesante
acercamiento a la Lógica del Olfato en las relaciones de los personajes. Descubierto como en el
Cuento del Rey Desnudo, por el niño DA-Song, y que propone la cuestión del Olor como un asunto
que trasciende los límites que si aplican a la Palabra o la Presencia. Por algo se cuestionan los
Filósofos actualmente por la Filosofía del Olfato, que aún ausente, condena a la humanidad “a la
búsqueda de un sexto sentido”, cuando usualmente sólo accede a cuatro. Sino, comparemos la
determinación que tiene en lo Social la Ausencia de Olfato (Anosmia), en relación a la Pérdida de la
Audición o la Ceguera.

Finalmente, la Obra del Director, siempre nos conduce a la pregunta por su motivación. El artista
¿qué quiere representar?, ¿cuál es su empleo metafórico? ¿Es sublimatoria su producción? Puedo
decir, en el seguimiento que hice a algunas de las películas anteriores de Bong Joon Ho, que su
elección de argumentos roza la provocación desde su ópera prima “Perro que ladra No Muerde”
(hace 20 años), que acentúa en “Memorias de un Asesino”, o las más recientes “OKja”, “El huésped”
y “Snowpiercer”, en búsqueda de impacto por los contrastes rítmicos y de registros emocionales,
siendo difícil considerar sus películas en un solo Género. Parecen como Parásitos, propuestas
abigarradas con un contenido de cuestionamiento social, aunque desde una propuesta de Comedia

Pertenece a un movimiento de Cineastas del Sudeste Asiático, que han desarrollado una presencia
de la cual es Vanguardia. Perseguido político del Gobierno anterior, por ser considerado un
activista intelectual que ha estimulado al público de Corea del Sur, por los Derroteros que finalizaron
con una escandalosa trama de destitución de la Presidenta PARK (oh, vaya coincidencia) y la
ascensión al Poder del actual Gobierno asociado como de Centro Izquierda, que es visto con recelo
por diversos factores de Poder Político Mundial. Es otro capítulo, del que pueden investigar. Al
halar el hilo de esa madeja, es fácilmente apreciable que PARK es el apellido del Presidente de
signos Autoritarios que gobernó durante el Llamado Milagro del Río Han, como se llamó al proceso
de industrialización y desarrollo de Corea del Sur, de la mano de Grandes Compañías Globales (hoy,
Mundialmente conocidas) como Samsung, Hyundai, LG, Kya, quien fue asesinado a puñaladas a
finales de los Años 70 en el jardín de una casa refugio, años después de que su esposa fuera también
asesinada en un Teatro, en medio de protestas populares, traiciones palaciegas, eventos poco
esclarecidos. Treinta años después su hija la Sra. Park gana las elecciones presidenciales y es
obligada a dimitir, por escándalos de extorsión, corrupción y presión con las Elites financieras del
país, actualmente enjuiciada cumple una pena de 25 años de cárcel. ¿Hasta qué punto estos hechos
están o no representados en el Guión?, es un asunto que dejo a la consideración del Público.

Gracias
*Gerardo Márquez Q.  Médico Psicoanalista, en Presentación de Cinepsicoanálisis 29 de febrero 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *