NOTICIAS/ Convocatoria Online. Palabras de la Dra. Ana Herrera. Presidenta de la Sociedad Psicoanalítica de Caracas.

NOTICIAS/ Convocatoria Online. Palabras de la Dra. Ana Herrera. Presidenta de la Sociedad Psicoanalítica de Caracas.

Convocatoria para miembros. Vía Online

Dra. Ana  Herrera.

Presidenta de la Sociedad Psicoanalítica de Caracas.

 

El objetivo de la reunión era estrechar los vínculos afectivos entre los miembros de la Sociedad porque pensamos que la cuarentena de la pandemia que estamos viviendo crea ansiedades persecutorias personales y familiares que repercuten en el desenvolvimiento de nuestra actividad profesional. Consideramos a nuestra Sociedad como la casa profesional de nuestros Psicoanalistas. Ante un ambiente dónde priva Thanatos había que reforzar a Eros.

La situación de incertidumbre en que vivimos no es tan nueva para nuestros analistas, debido a que Venezuela ha presentado muchas situaciones muy traumáticas que nos han fogueado a enfrentar crisis. También debido a ello la mitad de nuestros miembros han emigrado. Por ello, la mayoría sabe cómo hacer psicoanálisis a distancia vía online, pues al emigrar continúan atendiendo sus pacientes, así como muchos pacientes también han emigrado, por lo que siguen su análisis con sus terapeutas por dicha vía. Sin embargo, esta cuarentena mundial también constituye una situación común e inédita para todos los miembros: los que vivimos en Venezuela y los emigrados.

Así, el sábado 28 convocamos a una reunión, cuyo horario fue cambiado para que miembros más al este de Venezuela pudiesen asistir,
teniendo también que ser cómodo a los de Europa. Quedamos en encontrarnos a las 11 am por la plataforma de Zoom que nuestro equipo de difusión y medios, previamente había probado y dado las directrices básicas para su uso. Había un factor de azar a considerar, el funcionamiento de internet en nuestro país. Asombrosamente sirvió para la mayoría de los analistas venezolanos, sólo dos no pudieron asistir a la reunión por fallas de conexión.

Mi mayor sorpresa fue la concurrida asistencia, fuimos 32 miembros cuando yo esperaba como mínimo 8 y máximo 15. Fue emocionante para todos vernos ya que había muchos que hacía varios años que no lo hacían y hasta otros que no se conocían: los miembros jóvenes.

Comencé introduciendo el objetivo catártico de la reunión de expresar sus ansiedades, preocupaciones con sus familias y su trabajo con
pacientes, así como reforzar nuestros vínculos afectivos y societarios.

Posteriormente si estaban interesados podríamos hacer grupos de trabajo presentando casos clínicos o discutir temas teóricos.

La mayoría tomó la palabra expresando sus inquietudes, informando los emigrados en qué trabajaban y cómo. En la cuarentena todos veían sus pacientes por medios digitales señalando que a pesar de siempre haber tenido pacientes a distancia, el hecho de tenerlos todos en este formato los cansaba más. Se mencionó la importancia de la corporalidad. También hablaron de la preocupación económica ya que muchos pacientes no podían trabajar, o habían perdido el trabajo debido a la cuarentena. Pero los analistas seguían viendo a sus pacientes dada la situación a pesar de no poder cobrarles. Solo un miembro explicó que tenía la suerte de que sus pacientes tenían medios
económicos por lo que continuaban cumpliendo con el pago de honorarios sin problemas. También se habló de las dificultades de trabajar los que tienen niños pequeños ya que son maestros, padres, labores del hogar y además psicoanalistas. Así mismo atender a los pacientes niños vía online. Una analista detalló ciertos síntomas que provocaba la cuarentena independiente de los conflictos psíquicos personales como son la dificultad de atención, cierta pérdida de la temporalidad, etc. Hubo analistas que expresaron que observaban poca tolerancia al vacío, a la soledad, la necesidad un tanto maníaca de llenarse con las redes y no poder disfrutar de la soledad y la interioridad. También hubo miembros que hablaron sobre la política del país al cual emigraron y las diferentes medidas ante el coronavirus. Algunos hablaron del temor a contagiarse y las medidas de cuidado a tomar, otros opinaron que era una histeria colectiva, pues había más muerte con la influenza, etc. Se habló de cómo las vivencias traumáticas sufridas en Venezuela habían ayudado a prever la importancia de abastecerse de alimentos. Hubo expresiones emocionales risas, lágrimas, cariño, quiebre de voces.  Una analista subrayó la importancia de la humanidad y solidaridad en esta pandemia. En general el ambiente fue muy agradable y cada uno se expresó según sus características. Las fotos retratan el ambiente del encuentro. Varios miembros propusieron reunirnos a trabajar científicamente a través de esta plataforma que permitía contactarnos a todos: España, Holanda, Israel, Argentina, Bolivia, México, Costa Rica, Inglaterra, Estados Unidos y Venezuela.

Se comentaron diferentes modalidades de presentación, pero la conclusión de esta reunión fue hacer un próximo encuentro científico quedando fijado para el 25 de abril.

Como presidenta de la Sociedad quedo muy satisfecha pues se cumplieron los objetivos que nos habíamos planteado en el Comité Ejecutivo y se proponen nuevas vías para continuar nuestro trabajo analítico,  científico, institucional y social ante las nuevas realidades.

 

Ana Herrera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *