NOTICIAS/ Se realizó el 1er Conversatorio Virtual en Tiempos de Coronavirus.

NOTICIAS/ Se realizó el 1er Conversatorio Virtual en Tiempos de Coronavirus.


La sala se llenó con noventa y ocho personas, público propio de Miembros, Candidatos de nuestro Instituto y cursantes de los diplomados que ofrecemos, al igual que muchos colegas y amigos. Esto es reflejo del largo trabajo formativo y difusión del conocimiento psicoanalítico realizado por la SPC en sus más de veinticinco años de existencia.

Ana Herrera , actual Presidenta, de sobrio verde y perlas, da la bienvenida hablando de cómo un hecho imprevisto y paralizante convoca a la re invención y a la apuesta libidinal de seguir pensando y produciendo ideas.

Mari Carmen Míguez, Directora de Actividades Científicas, con una gran biblioteca de fondo, introduce a los ponentes; divide los tiempos de las dos mesas y va enriqueciendo las discusiones de los cuatro ponentes con acertados comentarios propios.

Alicia Leisse transmite desde España, acompañada por el tañir de las campanas de su iglesia cercana, la experiencia de un grupo de estudio que lidera, mucho de cuyos miembros están también en diáspora. Enfatiza en los textos freudianos más sociales y los espacios ocupados por el sujeto en tanto habitante de la cultura y aquella de su intimidad en sesión, en cuya ámbito despliega los  temas conflictivos que la misma cultura y sociedad en la que vive  le imponen. Un Manuel Llorens muy  barbado habla desde el altiplano boliviano de la historia de participación de grupos menos favorecidos en el acceso al bien común del saber psíquico y parafrasea a Bion “haciendo lo mejor que se pueda aunque las circunstancias no siempre sean auspiciosas”. Deja abierta una idea final sobre lo apropiado del psicoanálisis como actividad política al registrar y exponer el sufrimiento causado por regímenes totalitarios o populistas en diferentes lugares del mundo.

Interviene nuevamente Mari Carmen y hay una corta desconexión de su internet en Caracas, recordando en concreto lo ubicuo de lo totalitario y su vinculación con la pulsión de muerte y de la destructividad que implica.

La segunda mesa acerca mayor contenido clínico y un resuelto Rómulo Lander -desde una luminosa terraza tropical -enfatiza en el sostenimiento necesario de la ASIMETRÍA dentro del encuentro virtual de la dupla  analista-paciente y los riesgos implícitos de la identificación compartida (ambos viviendo “el Apocalipsis Covid”)

Una jovial Atzeguiñe Uribe presenta un hermoso, claro y profundo caso clínico en el que una “niña en latencia” dibuja monstruos que representan tanto el virus como su rivalidad con la figura materna( describe la niña apareciendo y desapareciendo del “Das Ding” de la pantalla del dispositivo electrónico que las une, única forma de esa niña de controlar lo que de otra forma es lo incontrolable de la vida)

Noventa y ocho personas quedaron   gustosas, otras más seguirán la repetición del vídeo a ser colgado en nuestra página, mientras que mi nostalgia por Macaracuay no es ayudada por el prolongado invierno de Londres.

Sabas Castillo

24 de Mayo de 2020

4 comments

  1. ReplyAida Torres

    Agradecida, desde el interior de Vzla (Barqto/Lara) por este valioso paréntesis que permite, a partir de una vulnerabilidad mundialmente compartida y vivida desde nuestras particulares realidades nacionales y locales, el seguir pensando y simbolizando, haciendo uso de un lenguaje común.

  2. ReplyCarolina Lander

    Qué maravilloso y preciso recuento. Muy agradecida de habber sido una de las asistentes. Fue realmente una oportunidad para escuchar nuevas aproximaciones clínicas en estos difíles momentos de cambios. Ojalá sea el primero de muchos por venir y que continúe el intercambio multiplicador. Gracias nuevamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *